Teletrabajo y niños: ¿Cómo optimizar mi productividad? | Tiempo de Negocios

Teletrabajo y niños: ¿Cómo optimizar mi productividad?

El teletrabajo ha permitido a las personas realizar diversas actividades que, debido a la distancia de su trabajo, antes resultaba imposible. Muchos padres de familia han aprovechado esta situación para disfrutar mayor tiempo con sus hijos en casa. No obstante, muchas veces los pequeños no comprenden que el trabajo desde casa también mantiene ocupados a sus padres.

 

Mantener la productividad en casa y hacerse cargo de los niños es un reto al que se enfrentan muchos padres de familia a diario. Al respecto, es importante garantizar el bienestar psicológico de los menores, pues ello permitirá que comprendan la situación y eviten situaciones que empeoren la situación al no poder realizar las actividades o juegos en calle a los que estaban acostumbrados.

 

¿Qué hacer? En primer lugar, es necesario explicar a los niños la coyuntura que atravesamos, qué es el coronavirus y por qué debemos trabajar desde casa. Este paso es esencial para que comprendan que no pueden interrumpir a sus padres ni reclamar su atención de forma continua.

 

Si los niños son demasiado pequeños, será imposible mantener una jornada regular de ocho horas seguidas, por lo que será necesario establecer una rutina distinta. Lo más saludable es enseñarles a tener un horario para que hagan sus deberes, vean televisión, jueguen, etc. Organizar una rutina de sus actividades puede ser bastante interesante y enseñarles a ser ordenados en todo sentido.

 

Por otra parte, es necesario que los padres mantengan una actitud positiva, pues los niños copian todo lo que ven, más allá de lo que dicen. La dificultad de trabajar con niños en casa puede suponer un gran cansancio para los padres, por lo que conviene tener cuidado y establecer descansos y así evitar la fatiga o jornadas interminables.

 

Por supuesto, los padres no están solos en esta labor. De acuerdo con Alisson Quevedo, periodista de Superguapas, existen aparatos para bebés que facilitan el trabajo de las madres. “El uso de sacaleches y cojines de lactancia proporcionan a los padres la ventaja de organizar mejor su tiempo, así como permite que se involucren en el trabajo y se dividan roles para vigilar al bebé. De esta forma, tendrán más tiempo para otras labores”, sostiene la especialista.

 

En tanto, la situación cambia si los hijos ya tienen 10 años o más. Muchos progenitores les dan aparatos tecnológicos para que se distraigan mientras trabajan. Sin embargo, diversos educadores han recomendado limitar el uso de teléfonos, tablets, televisores, entre los principales.

 

El control parental y la supervisión de forma continua facilitará que se acostumbren a un limitado número de horas frente a las pantallas y les dará el tiempo necesario para cumplir con sus deberes. Varios psicólogos han recordado que cada edad tiene un determinado tiempo para las pantallas. Entre los 3 y 8 años se aconseja que no pasen más de 30 minutos al día. Desde los 8 hasta los 12 se recomienda una hora máximo y entre los 12 y 18 años pueden ser hasta dos horas seguidas y un acumulado de cuatro horas diarias.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

o escanea el código