7 Consejos para mejorar la gestión de tu empresa

No cabe duda que un liderazgo eficaz mejora toda la gestión de una organización: desde las métricas internas y externas, la retención de los empleados, y los resultados financieros. 

 

¿Y cómo se mejora, entonces, la gestión de empresas? De manera general, los líderes más eficaces se centran en trabajar con los equipos, hacer partícipe a todos los miembros, reconocer a los empleados e inspirarlos. 

 

Vamos a darte 7 consejos imprescindibles que te ayudarán a entender mejor a tus empleados y a gestionar tu organización de la mejor manera posible. 

Tips para mejorar la gestión empresarial 

 

1. Identifica los comportamientos más importantes para los grandes directivos de tu organización

 

Aunque ciertas características de la eficacia de los directivos se aplican en la mayoría de las empresas, la verdadera información proviene de la identificación de los comportamientos únicos que mejor se alinean con la misión, la cultura, las necesidades de los clientes y los objetivos estratégicos de tu empresa.

 

En primer lugar, identifica a los directivos de tu organización que establecen relaciones de alta confianza. 

 

Entrevista a estos directivos y pregúnteles “cómo” hicieron lo que hicieron. Utiliza esta información para identificar de tres a cinco comportamientos que crean un gran ambiente de trabajo y compártelos en toda tu organización.

2. Construye confianza

 

Seguro que sabes que los empleados siguen a sus líderes cuando confían en ellos: confían en los directivos porque piensan que son competentes, honestos y fiables.

 

Puedes infundir confianza en tu liderazgo de tres maneras:

 

  1. Crea credibilidad: Haz lo que dices que va a hacer. Si prometes a tu empleado un proyecto o una oportunidad de aprendizaje, cumple tu palabra.
  2. Sé respetuoso: Asegúrate de que tu gente está preparada para el éxito. Dótales de los recursos y el apoyo que necesitan para hacer su mejor trabajo.

 

  1. Toma decisiones justas: Esto es fundamental para construir la confianza en tu eficacia de gestión, especialmente cuando se trata de decisiones de promoción y para las personas que son diferentes a ti  (ya sea el género, el origen racial o la tenencia).

 

3. Sé un verdadero colaborador

 

¡Trabaja con tu equipo para co-crear planes e inventar nuevas ideas! Esto no significa llegar a un consenso. Hablamos de participación y colaboración reales.

 

Mejora la colaboración:

 

  • Implicando a tu equipo en las decisiones que les afectan.
  • Pidiendo la opinión de los empleados sobre el próximo problema que se quiere resolver.
  • Manteniendo regularmente conversaciones individuales e informales, como almuerzos y cafés fuera de la oficina.

 

Estos comportamientos de gestión eficaces harán que tus empleados se sientan incluidos, valorados y, a su vez, inspirados para hacer su mejor trabajo.

 

4. Convierte el reconocimiento de los empleados en un ritual

 

El reconocimiento de los empleados es de suma importancia. Este demuestra que sus contribuciones son apreciadas. Un reconocimiento personal es el principal impulsor del rendimiento de los empleados, más que el salario, los ascensos, el trabajo inspirador, la formación o la autonomía.

 

5. Reconsidera cómo promocionar a tu gente

 

Si la gestión de un equipo más grande es la única forma de conseguir un ascenso en tu empresa, es posible que quieras replantearte tu proceso de promoción. 

 

Las empresas inteligentes (y los directivos eficaces) crean múltiples vías de éxito para los empleados: Ayudan a las personas a ganar nuevas responsabilidades y a desarrollar sus habilidades. 

6. Invierte en el proceso tradicional de rendimiento

 

Es habitual que los directivos califiquen y revisen a sus empleados, pero los grandes directivos quieren que el feedback fluya en ambos sentidos. Se aseguran de que sus encuestas a los empleados no solo examinen la cultura organizativa en su conjunto, sino también la eficacia de la gestión.

 

Los empleados reflexionan sobre el comportamiento de la dirección, si esta muestra un interés sincero por ellos como persona, no solo como empleado, y en qué medida las acciones de la dirección coinciden con sus palabras. Esta opinión auténtica ofrece una imagen matizada de la eficacia de la dirección.

 

7. Fórmate en un curso de gestión de empresas

 

Si quieres convertirte en un gran profesional realmente capaz de gestionar todo tipo de iniciativas empresariales, también debes seguir formándote. Aprende todo sobre gestión de empresas con nuestro curso

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

o escanea el código