Estas son las habilidades que se esperan de un buen directivo

Los directivos de las empresas deben contar con una serie de habilidades a la hora de ejercer su actividad profesional.  Estos tienen que tener capacidades para la dirección de equipos, o la gestión de equipos de trabajo, entre otros aspectos.

Para ello pueden realizar por ejemplo un Curso Gestión de Equipos, que les proporcione la formación necesaria para afrontar esta labor. No obstante, existe una serie de habilidades que todo directivo debe poseer. Se trata de las siguientes.

Discernir cuándo se debe delegar y ser capaz de comunicar

Todo buen directivo ha de ser capaz de delegar funciones entre los miembros de su equipo, haciéndoles responsables de la ejecución correcta de tareas, sea de forma individual o bien en conjunto. Este tiene que saber discernir aquellas tareas que pueden ser delegadas de las que no. Sea de forma oral o escrita, la habilidad para la comunicación se debe adaptar a los distintos interlocutores, subordinados, superiores, etc. Es fundamental escoger los mejores momentos, medios y formas para llevar a cabo la comunicación.

Motivos para formarte

Saber cómo construir equipos

Es importante no confundir a un grupo de trabajadores con un equipo, el cual tiene que estar organizado, motivado y disciplinado. El equipo tiene que compartir logros y fracasos, y ser capaz de dejar en un segundo plano objetivos particulares, dando prioridad a la consecución de objetivos colectivos.

Capacidad para resolver problemas

Lo principal es tener la habilidad de evitar problemas, sabiendo anticiparse a la eclosión de las situaciones conflictivas o problemáticas. Pero ya que esto no siempre es posible, el directivo tiene que desplegar todas sus capacidades para resolver los problemas del mejor modo posible, y minimizando las consecuencias negativas.

Resiliencia, Liderazgo, Empatía y habilidades sociales

La capacidad de adaptarse positivamente a las situaciones adversas es conocida como resilencia. Para ser un buen directivo hay que saber decidir cuándo y de qué forma trasladar las situaciones difíciles a los integrantes del equipo, motivando a este para solucionar en conjunto los momentos complicado por los que las empresas atraviesan a menudo.

De esta forma se transmite un liderazgo que puede aunar al equipo para conseguir un objetivo con motivación y compromiso, habilidad innata en los mejores directivos. El líder tiene que tener la capacidad de descubrir y potenciar las capacidades de aquellas personas que forman su equipo, actuando como una especie de entrenador que acompañe, instruya y entrene a sus trabajadores.

Con la empatía y las habilidades sociales se tiene la capacidad de percibir, compartir y comprender aquello que el otro pueda estar sintiendo. Esta es una habilidad clave para cualquier directivo, que tiene que ser capaz de ponerse en la situación de aquellas personas que colaboran con él. Gracias a este tipo de relación se genera un buen clima laboral y relaciones satisfactorias, toda vez que se refuerzan los lazos entre los miembros del equipo.

Habilidades técnicas

No servirán de nada las habilidades de gestión, en el caso de que el directivo no cuente con un bagaje de conocimientos técnicos que le den la posibilidad de supervisar y distribuir el trabajo entre los miembros de su equipo. Este debe además ser un referente para ellos, aportando sus conocimientos en aquellos momentos que sea necesario.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *